miércoles, 19 de enero de 2011

Las estaciones de tren más bonitas

Todos hemos pasado más tiempo del que nos gustaría en una estación de tren, ya que en general, son sitios aburridos y relacionados con la espera, y ese término no suele gustar mucho a la gente. Sin embargo, hay estaciones de tren que ofrecen más servicios que la típica máquina de refrescos o el bar de mala muerte de turno. Estas son las más bonitas y lujosas estaciones de tren:


10. Atocha (Madrid). Inaugurada en 1851 con el nombre de Estación del Mediodía, es la primera estación española en número de desplazamientos nacionales y la segunda en internacionales. Actualmente está siendo remodelada para albergar los nuevos trayectos del AVE.
De la estación en general es característica la yuxtaposición de la modernidad de sus constantes ampliaciones y el estilo decimonónico de su fachada o su atrio, ahora convertido en un húmedo invernadero para hacer cómoda la espera del viajero. Este jardín tropical cubierto abarca 4.000 m² y está poblado por más de 500 especies, entre ellas plantas carnívoras, acuáticas, peces de colores y sus famosos galápagos.

9. Gare Du Nord (París). En términos de tráfico de viajeros es la más grande de las 6 estaciones término de Grandes Líneas de París. Es un intercambiador multimodal de muchas líneas de transporte urbano e interurbano (metro, RER y autobús). Con 180 millones de viajeros por año, es la primera estación de Europa y probablemente la tercera del mundo en tráfico de viajeros.
La primera estación del norte fue construida por los ingenieros de caminos, canales y puertos de la Compañía de Ferrocarriles del Norte, sobre todo Léonce Reynaud, profesor de arquitectura de la escuela politécnica, e inaugurada el 14 de junio de 1846, el mismo año de inauguración de la línea París - Amiens - Lille. Al ser demasiado pequeña, fue demolida parcialmente en 1860 para dejar sitio a la estación actual. La fachada de piedra se llevó a Lille, se le añadió un piso y un reloj, y es la fachada de la estación de Lille-Flandres.

8. Union Station (Washington DC). Es la estación de tren diseñada para ser la entrada a Washington, DC cuando se inauguró en 1908. Es uno de los lugares más concurridos y más conocidos en Washington, visitado por aproximadamente 32 millones de personas cada año.

7. Hauptbahnhof (Berlín). La estación fue ideada a partir de 1992 y empezó a ser construida en 1995, siendo inaugurada el 26 de mayo de 2006, justo a tiempo para la celebración de la Copa Mundial de Fútbol de 2006.
La estación sustituye las ocho estaciones terminales que existían en Berlin al final del siglo XIX con una sola estación de intercambios en dos niveles en forma de cruce.
La estación cumple con los más altos estándares que la arquitectura ecológica puede implementar en esta clase de construcciones. El hábil manejo de la luz natural y especialmente la instalación de paneles fotovoltaicos en el tejado, que suministrarán cerca de 50% del consumo energético de la estación, colocan a esta obra como un referente en la materia.

6. Estación de tren de (Kuala Lumpur). El veterano viajero de tren y escritor Paul Theroux definió el edificio como "la estación más espléndida del Sudeste asiático". La Estación de Tren de Kuala Lumpur de 1911 es una extraordinaria mezcla arquitectónica de la cultura occidental y colonialismo británico árabe. Minaretes, torres, arcos y capiteles constituyen un punto de partida o llegada ideal, la simple visita a la estación es todo un placer. Desafortunadamente, los trenes InterCity ya no paran en esta estación, aunque continúa siendo lugar de recogida de pasajeros para el servicio Eastern y Oriental Express. Ver cómo llega esta locomotora de lujo, reposta y vuelve a partir es una experiencia memorable.

5. Chhatrapati Shivaji (Bombay). Este monumento fue declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2004.
Fue bautizada en 1887 como Estación Victoria o Victoria Terminus en honor a la reina Victoria emperatriz de la India, siendo renombrado en 1996 como Chhatrapati Shivaji Terminus en honor a Chhatrapati Shivaji, petición del ministro de los transportes de la época, Suresh Kalmadi.
Proyectada por el arquitecto Fredrick Williams Stevens, su construcción comienza en 1878, entra en funcionamiento el día de año nuevo de 1882 y su construcción acaba en 1888.

4. Estación Central (Amberes). Inició su servicio en 1905 y tanto su estructura central como la gran cúpula central fue construida por Louis Delacenserie, siendo visible en zonas muy alejadas de la ciudad de Amberes.

3. Grand Central (Nueva York). Es una estación terminal en la Calle 42 y la Avenida Park en Midtown Manhattan en la Ciudad de Nueva York. Construida y nombrada por el Ferrocarril Central de Nueva York en el apogeo de los trenes de larga distancia de Estados Unidos, y es la estación de trenes más grande en el mundo en número de andenes: 44, con 67 vías a lo largo de la estación. Hay dos niveles, ambos subterráneos, con 41 vías en el nivel superior y 26 en el nivel inferior. Cuando la nueva estación del Ferrocarril de Long Island sea abierta bajo los niveles existentes, la estación Grand Central dispondrá de un total 75 vías y 48 andenes.

2. Union Station (Los Ángeles). Abierta en Mayo del año 1939, es conocida como "la última gran estación de ferrocarriles" construida en los Estados Unidos; pero pese a su gran salón de espera y sus camerinos de lujo, es una de las más pequeñas comparada con las demás.
La estación ha sido usada en varias películas de Hollywood como : Union Station con el Actor William Holden y Nancy Olsen, así como en otros films tales como Speed con Keanu Reeves, Pearl Harbor con Ben Afflek, Blade Runner con Harrison Ford, o Star Trek VIII: Primer contacto, entre otras.

1. St. Pancras (Londres). Inaugurada en 1876 en el norte de Londres, muy cerca de la nueva Biblioteca Británica, es el punto de partida de los modernos trenes Eurostar, además de ser la casa de los ferrocarriles CTRL, que une la capital británica con el Eurotúnel.
El edifico, con una imponente fachada de estilo victoriano, estuvo a punto de ser derribado en los años 60, pero las protestas ciudadanas lo impidieron.
Los tonos azules que pretenden ser una prolongación “artificial” del cielo, los materiales nobles utilizados en el suelo, que amortiguan los chirriantes ruidos del ir y venir de las maletas, los gigantescos ventanales, que hacen innecesarios la luz artificial (de día claro), el pequeño centro comercial, con más de una decena de tiendas, los restaurantes, el mercado, donde poder adquirir productos frescos, flores o artesanía, o tomarse una copa de chardone (7 euros) en el bar de champán más largo de Europa (90 metros), han conseguido convertir a la estación en un espacio cultural y de ocio más de la ciudad, apto no solo para turistas y viajeros sino también para cualquier londinense que desee disfrutar del amplio abanico de opciones ofertadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada