lunes, 7 de marzo de 2011

Las muertes más curiosas de la historia

La muerte es algo totalmente natural, y es que, nos guste o no todos terminaremos en el mismo sitio. También es cierto que un alto porcentaje de las defunciones se producen por las mismas causas, enfermedades o accidentes de algún tipo, pero en otros casos hay muertes de lo más curioso, siendo estas las más extrañas de toda la historia:

10. Thomas Midgley. Fue un ingeniero mecánico estadounidense que terminó dedicándose a la química. idgley obtuvo más de 170 patentes. A los 51 años contrajo la polio, que le dejó severamente indispuesto. Esto le llevó a diseñar un complicado sistema de cuerdas y poleas para levantarse de la cama. En lo que debe ser la muerte más irónica en la historia de la ciencia, Midgley accidentalmente se enrolló en las cuerdas de su aparato y murió por estrangulación a los 55 años.

9. Christine Chubbuck. Era una famosa periodista estadounidense en los 70s, quién estaba fuertemente deprimida, supuestamente por la falta de relaciones sentimentales. Pues bien, en la mañana del 15 de julio de 1974, Christine confundió a sus colegas al decir que ella debía escribir el guión de las noticias para posteriormente leerlo en el noticiario al comenzar su programa, algo que pocas veces había hecho antes.
El invitado de esa mañana esperó en el plató mientras Chubbuck se sentó en el escritorio de las noticias. En el guión, Christine había escrito un reporte en el que se especulaba sobre su inminente suicidio y se señalaba que ella sería dada por muerta once horas después. Christine escondió el revólver en una bolsa y la puso bajo el escritorio.
Durante los primeros ocho minutos del programa, Chubbuck informó sobre tres noticias nacionales y después sobre un tiroteo en un restaurante local el día anterior. Pidió que la noticia del tiroteo fuera acompañada por imágenes de apoyo, pero éstas no pudieron ser exhibidas debido a problemas técnicos. La camarógrafa que la enfocaba le informó que el vídeo estaba atascado. Christine la miró y le respondió: «Esa película no va a rodar». Acto seguido, quitó su largo cabello negro de su cara, tragó, movió nerviosamente sus labios y dio vuelta la página del guión con su mano izquierda. Mirando hacia abajo, comenzó a leer, sonrió y dijo: «De acuerdo a la política del Canal 40 de brindarles lo último en sangre y entrañas a todo color, están a punto de ver otra primicia: un intento de suicidio». Su mano izquierda temblaba levemente, pero su voz era firme. Su mano derecha surgió de abajo del escritorio sosteniendo la pistola que apuntó detrás de su oreja derecha. Tiró del gatillo y se oyó un fuerte estallido, en el que se convirtió en el primer suicidio en directo de la televisión mundial.

8. Sharon Lopatka. Fue un luchador profesional canadiense de la WWF en la década de los 90s. En el evento Over the Edge, Owen Hart se iba a enfrentar a The Godfather en un combate por el Campeonato Intercontinental. Antes de comenzar el combate, Hart quería imitar la entrada de un luchador de la World Championship Wrestling, Sting, la cual consistía en descender desde lo alto del estadio hacia el ring en tirolina. Dicha entrada fue realizada con éxito por Hart el 26 de noviembre de 1998 durante una edición de Sunday Night Heat. Sin embargo, en Over the Edge, el cable que sujetaba a Hart se soltó del chaleco de seguridad, lo que provocó la caída brutal del luchador desde una altura de 22 metros. Durante la caída, Hart se golpeó la cabeza contra uno de los turnbuckles. El accidente nunca fue visto por los televidentes ya que cuando Hart comenzó a descender, la WWF puso una entrevista a Hart anteriormente grabada, y cuando regresó la emisión en directo, las cámaras rápidamente se alejaron del ring para que los telespectadores no pudiesen ver lo que estaba pasando. Poco después, Jim Ross, uno de los comentaristas del evento, informó a los telespectadores que Hart había caído desde una de las vigas y que el incidente no era parte del programa y que era una situación real.

7. Clement Vallandigham. Este polémico político, se convirtió en un famoso abogado tras la Guerra de la Independencia Americana. Pues bien, en 1871 defendió a Thomas McGehan, acusado de disparar contra un tal Tom Myers durante una disputa en un bar. La defensa de Vallandigham se basaba en que Myers se había disparado a sí mismo al empuñar su pistola cuando estaba arrodillado. Para convencer al jurado, Vallandigham decidió demostrar su teoría. Desafortunadamente, utilizó por error una pistola cargada y terminó disparándose a sí mismo. Con su muerte, Vallandigham demostró la teoría del disparo accidental y consiguió exonerar a su cliente.

6. Wang Chengchi. Este ciudadano taiwanés de 28 años, murió pocas horas después de terminar uno de sus exámenes de posgrado, para el cual estuvo dos semanas estudiando una media de 16 horas diarias.
Los médicos atribuyeron su muerte a un agotamiento mental y físico, causado por la larga temporada que pasó estudiando ese tiempo.
Su familia declaró que Wang, tras terminar su licenciatura en Derecho en la prestigiosa Universidad Chengchi, ingresó en la Universidad Shih Shin de Taipei para proseguir sus estudios de posgrado presentándose un año antes de su muerte a las oposiciones a juez.
Sin embargo, en esa ocasión Wang no pudo aprobar por sólo un punto sobre mil, y durante todo el año intensificó sus estudios con el fin de asegurarse un puesto en el sistema judicial taiwanés.

5. Atila. Pues sí, uno de los protagonistas de nuestro ranking sobre los gobernantes más perversos de toda la historia, tuvo una muerte "peculiar". En el 453 D.C, Atila se casó con una joven llamada Ildico. A pesar de su reputación en el campo de batalla, solía comer y beber poco en los grandes banquetes. En su noche de bodas, hizo una excepción comiendo mucho y emborrachándose. En un momento de la noche, su nariz empezó a sangrar pero estaba demasiado borracho para darse cuenta. Se ahogó en su propia sangre y fue encontrado muerto la mañana siguiente.

4. Harry Houdini. El famoso mago estadounidense murió en unas extrañísimas circunstancias. Un día de octubre de 1926 unos estudiantes universitarios se dirigieron a Houdini mientras descansaba tras haber terminado uno de sus espectáculos. Uno de ellos le retó a recibir unos cuantos golpes en el abdomen, para comprobar si su resistencia física era tan legendaria como se decía. El mago aceptó sin miedo. Sin embargo, antes de que pudiera prepararse adecuadamente, recibió un primer puñetazo muy fuerte de un pelirrojo llamado William Lances, el cual era la estrella de boxeo de la universidad y del que apenas se tienen datos; a éste primer golpe siguieron varios más. El mito dice que si bien Houdini aguantó el envite como un buen actor, estos golpes le generaron una rotura de apéndice que ya estaba inflamado (apendicitis), pero esto no está comprobado pues no se sabe si recibir una serie de puñetazos en el estomago puede romper un apéndice, por lo que también se ha de aceptar la posibilidad de que simplemente recibiera los golpes y en los siguientes días su apendicitis se transformara en peritonitis.
Por su carácter Houdini quiso seguir trabajando durante los días siguientes a pesar de padecer fuertes dolores y fiebre. Finalmente sufrió dos desmayos en una actuación y fue hospitalizado. Tras varios días luchando contra la enfermedad, pareció rendirse ante lo inevitable.

3. Jennifer Strange. Esta mujer de 28 años de edad de California murió el 12 de enero de 2007 probablemente a causa de hiperhidratación después de tomar parte en un concurso "Hold Your Wee for a Wii" ("retiene tu pipí por una Wii"), organizado por la cadena de radio KDND. El concurso consistía en beber la mayor cantidad de agua posible cada 15 minutos sin tener que ir a orinar. Se desconocen las cantidades de agua que consumió Jennifer Strange, pero está documentado que inicialmente se disponían de botellas de 250 ml (1/4 de litro), por lo que en su esfuerzo, Strange murió a causa del consumo excesivo de agua, más de 7,5 litros en un corto espacio de tiempo.

2. Esquilo. Este dramaturgo griego es considerado como uno de los fundadores de la tragedia griega.
Poco antes de su muerte, el oráculo le vaticinó que moriría aplastado por una casa, por lo que decidió residir fuera de la ciudad. Curiosa, y trágicamente, falleció al ser golpeado por el caparazón de una tortuga (la casa del animal), que fue soltado por un quebrantahuesos desde el aire.

1. Crisipo de Soli. Fue un filósofo griego y una de las figuras máximas de la escuela estoica. Pues bien, ¿Quién dice que los filósofos tengan que ser aburridos?, y es que a Crisipo no se le ocurrio otra cosa que darle a su burro una jarra de vino, teniendo ésto como consecuencia que se comiese los higos de un cactus. Tras esto, a Crisipo le dio tal ataque de risa, que terminó muriendo tres horas después.

1 comentario:

Andrés dijo...

Tienes el texto del 8 cambiado. Saludos.

Publicar un comentario en la entrada