sábado, 5 de junio de 2010

Los mejores partidos de Tenis de la historia.

Hoy es la final de Roland Garros, la cual dispatarán nuestro Rafa Nadal y su verdugo del año pasado, el sueco Soderling, en la cual si gana el de Manacor recuperará el número 1 de la ATP.
Hay partidos que marcan historia en este deporte, que aunque no sea uno de los deportes más seguidos, cuando tenemos la suerte de disfrutar alguno de estos encuentros, nos preguntamos como es posible que no tenga tantos adeptos como el fútbol o el baloncesto.
Aquí teneis los mejores partidos de la historia del tenis:


10. Andre Agassi vs Marcos Baghdatis (cuarta ronda de US Open 2006). Agassi llegó a este torneo lesionado de la espalda, pero se empeñó en disputarlo, ya que iba a ser su último campeonato antes de retirarse. Después de cada encuentro tenía que ser sometido a grandes tratamientos, pero en este partido se rompió del todo, lo cual no impidió dar todo lo que tenía para así conseguir la que sería la última victoria de su carrera deportiva, en un agónico partido que duró casi 4 horas.


9. Ivan Lendl vs John McEnroe (Final de Roland Garros 1984). Muchos hablaban en un principio, de un claro favoritismo de McEnroe, pero al tenis hay que jugarlo y no predecirlo.
El checo dio la sorpresa al vencer en la final del abierto parisino a McEnroe, en parciales de 3-6, 2-6, 6-4, 7-5, 7-5. El partido comenzó muy cuesta arriba para Lendl, quién tras una notable reacción, logró dar vueltas las acciones y consagrarse como campeón del certamen.


8. Roger Federer vs Marat Safin (Semifinales del Abierto de Australia 2005). En esa época, cuando Marat Safin se centraba, había muy pocos jugadores capaces de vencerle.
Y Federer estuvo a punto de demostrarlo, ya que el nerviosismo del australiano pudo con él durante gran parte del partido.
Safin remontó dos veces un set abajo, imponiéndose al suizo en el tie break del caurto set por 9-7.



7. Andy Roddick vs Younes El Aynaoui (Cuartos de Final del Abierto de Australia 2003). El partido no fue nada del otro mundo, hasta el quinto set. Llegado a este punto había un empate a dos sets entre los dos jugadores con 6-4, 6-7, 6-4, 4-6, pero el último se hizo inacabable ya que hicieron falta ¡40! juegos para desempatarlo resolviendose con un 21-19 para Roddick. Este ha sido el quinto set más largo de la historia de los Grand Slam.


6. Jimmy Connors vs Aaron Krickstein (Cuarta Ronda del Us Open 1991). En su 39 cumpleaños, Connors demostró que muchas veces vale más la experiencia y madurez, que la fortaleza física de alguien más jóven que tú.
Krickstein se puso por delante en dos sets, pero Connors consiguió forzar el quinto set, y tras ir perdiendo 5-2 en este, consiguió una grandiosa remontada.


5. Roger Federer vs Pete Sampras ( Cuarta ronda de Wimbledon 2001). Para muchos, los dos mejores tenistas de la historia.
El norteamericano fue el rey de los 90s y el suizo tomó su relevo cuando este se retiró en 2002.
Oficialmente, entre ambos solo disputaron este partido, que al día de hoy es muy recordado porque, en cierta medida, marca el fin y el inicio de dos de las eras más maravillosas del tenis mundial.
Fue en la cuarta ronda de Wimbledon 2001, cuando el ascendente suizo de 19 años derrotó al norteamericano por 7-6(7), 5-7, 6-4, 6-7(2) y 7-5. El escenario fue el adecuado, en Wimbledon, donde ambos escribieron la mejor parte de sus historias.


4. Andre Agassi vs Pete Sampras (Cuartos de final de Us Open 2001). El mayor ejemplo entre la grandísima rivalidad entre estos dos tenistas (lo que actualmente sería Nadal contra Federer) fue este partido.
Hubo cuatro tie-breaks y ningun jugador perdió su saque en todo el partido, reduciéndose la diferencia de puntos entre un jugador y otro a nada más que 10.


3. Goran Ivanisevic vs Patrick Rafter (Final de Wimbledon 2001). Esta seguramente ha sido la victoria en un Grand Slam más sorprendente de toda la historia, ya que ha sido la única lograda por un jugador con wild-card (tarjeta de invitación), el croata Ivanisevic, quien consiguió la victoria contra todo pronóstico en un infartante tie-break del quinto set.


2. Federer vs Rafael Nadal (Final de Wimbledon de 2008). ¿Cómo iba a faltar Rafa en este ranking?. Y es que esta final de Wimbledon fue totalmente memorable.
Pues el manacorí consiguió arrebarle la victoria al suizo en su terreno estrella, la hierba de Wimbledon tras derrotarlo en el quinto set en un emocionantísimo partido, tras el cual, Federer se derrumbó en la entrega de trofeos y terminó llorando debido a la grandísima impotencia que le hizo sentir Nadal. Esperemos que pronto volvamos a tener un momento así.


1. Bjorn Borg vs John McEnroe (Final de Wimbledon de 1980). Fue un partido dentro de otro partido, 34 puntos de desempate que convirtieron la final de 1980 en uno de los grandes clásicos de la historia.
Al 'tie break' del cuarto parcial, a los 34 puntos más intensos que se recuerdan, se llegó después de que el sueco remontara el 6-1 en contra inicial. "Tras ganar el primer set pensé que iba a ganar fácil, pero el partido se convirtió en una batalla física y entonces me desbordó", reconoce McEnroe cuando le obligan a recordar el partido. Borg logró una nueva ruptura que le permitió situarse con 5-4 y 40-15. Dos bolas de partido, a un punto de sumar su quinta corona. Fue ese el instante elegido por su rival para convertir el encuentro en leyenda. Tres golpes ganadores y un error de Borg permitieron alargar un partido que aún reservaba el mejor regalo para un público enloquecido por el nivel de juego exhibido
La tercera opción de resolver el partido no llegó hasta el undécimo punto del desempate, pero McEnroe, orgulloso, rebelde, no iba a permitir que Borg se convirtiera en el primer jugador capaz de ganar Wimbledon en un 'tie break'. Tampoco lo permitió en las siguientes cuatro oportunidades y no descansó hasta que su rival dejó una volea en la red en uno de los pocos errores no forzados de la muerte súbita. Con el marcador empatado, McEnroe volvió sentirse ganador. Mal hecho. Ni siquiera el genio desproporcionado de su oponente alteró el semblante del tetracampeón. Nigún síntoma de fatiga, de inseguridad, de decepción. En el quinto parcial, Borg, naturaleza divina, concedió sólo tres puntos con su servicio, y al resto, con un revés cruzado, sumó el décimo de sus 11 Grand Slams.

2 comentarios:

ChuyMJ12 dijo...

Hay un error, Federer no lloró en Wimbledon 2008. Cuando lloró después de perder contra Nadal fue en la final del Australian Open 2009.

Carole dijo...

Federer en 3 de 10... no hace falta decir más :)

Publicar un comentario en la entrada