lunes, 18 de octubre de 2010

Los Mejores Músicos Discapacitados

Hay personas que tan solo por tocar la grandísima música que tocan ya tienen un mérito impresionante, pero es que encima hay otras muchas que estando "limitados" de una manera u otra tienen más mérito aún, ya que tocar un instrumento siendo ciego o tener una gran percepción de lo tocado siendo sordo es francamente increible.
Estos músicos se han tomado la frase que dijo el poseedor del record guinnes a la mayor distancia recorrida en silla de ruedas sin parar (unos 10 kilómetros) "las limitaciones sólo te llevan más lejos", aquí los tenéis:

10. Ian Dury (Polio). Este compositor y cantante se lanzó a la fama a finales de la década de los 70, en la misma época del famoso lema Sexo, Drogas y Rock&Roll, el cual viene de la canción que el mismo Dury compuso, de la que hoy en día todavía se siguen haciendo versiones.
La polio le dejó algunas partes del cuerpo atrofiadas, siendo el brazo lo que más daño sufrió, y cuando su cuerpo ya no pudo más, dejó la música pero siguió en ese mundo ya que se dedicó a ser productor, además de hacer algunos pequeños papeles en varias películas.


9. Brian Wilson (Sordera). Se le considera uno de los compositores más importantes e innovadores de la música popular del siglo XX.
A comienzos de los 60's, Brian Wilson formó The Beach Boys con sus hermanos Carl y Dennis, su primo Mike Love y su amigo de la escuela Al Jardine. Gracias a su talento, el grupo se hizo inmensamente popular, logrando grandes éxitos entre 1962 y 1966 con clásicos del pop como Surfin' USA, Fun Fun Fun, I Get Around, Help Me Rhonda, California Girls, y Good Vibrations. Hacia 1967, el éxito del grupo era comparable al de The Beatles, quienes posteriormente reconocieron el trabajo de Brian Wilson como una de sus mayores influencias.
Casi 40 años después, en 2004, reedito el álbum Smile, con el cual ganó el Grammy de 2005 al mejor instrumental de rock.


8. Teddy Pendergrass (Parapléjico). El llamado el rey del Soul se hizo conocido gracias a su trabajo como cantante principal del grupo Harold Melvin & the Blue Notes  en los años 70, tras lo cual desarrolló una exitosa carrera en solitario hacia el final de esa década. En 1982 sufrió un grave accidente automovilístico en Filadelfia, como consecuencia del cual quedó paralizado de cintura para abajo. Tras el accidente, el artista fundó la fundación Teddy Pendergrass Alliance, dedicada a ayudar a las personas con lesiones de columna vertebral, lo cual no significa que terminase con su carrera musical, la cual siguió hasta el año 2001, cuando se embarcó en una gira por todo Estados Unidos.
Lamentablemente Pendergrass murió el pasado mes de Enero a causa de un cáncer de colon.


7. Michael Bolton (Sordera). Destaca por ser uno de los exponentes más populares del soft-rock y la balada romántica estadounidense de mediados de los 80 y principios de los 90.
Su popularidad se dio cuando comenzó a co-escribir con cantautores de la talla de BabyFace, Diane Warren, y Bob Dylan. También escribió canciones para Barbra Streisand, KISS, Kenny Rogers, Kenny G, Peabo Bryson y Patti LaBelle. También ha cantado con famosos artistas de todos lo estilos como Plácido Domingo, Luciano Pavarotti, Renée Fleming, Zucchero, Patti LaBelle, Céline Dion, Ray Charles, Percy Sledge, Wynonna Judd, y BB King.
Llegó a ser número 1 de ventas en dos ocasiones, además de ganador de un Grammy en 1990 por su álbum "Soul Provider".


6. Tony Iommi (No tiene dedos en una mano). Es conocido nada más y nada menos como "El padre del heavy metal" y es el mejor guitarrista de todos los tiempos según la prestigiosa revista Guitar World, siendo lo sorprendente el que se rebanó los dedos en una fábrica de metal con una plancha. Lo normal es que su carrera como guitarrista terminase en ese instante, pero gracias a unos implantes metálicos, que según él cambiaron su forma de tocar, pudo seguir con lo que más le apasionaba, la guitarra.
 

5. José Feliciano (Ceguera). Este puertorriqueño cantante de boleros y baladas, además de ser un gran intérprete de la guitarra española fue el compositor del famoso villancico "Felíz Navidad" y de la canción "¿Que Será?".
Además de tocar la guitarra "maravillosamente" con su inigualable estilo, toca 17 instrumentos más, además de cantar en seis idiomas diferentes.
Además, en el álbum de John Lennon Rock N'Roll, Feliciano le acompaña en tres canciones, un dato que no es muy conocido.
 

4. Rick Allen (Le falta un Brazo). Ser el batería de un grupo de Heavy-Metal con un solo brazo parece algo totalmente imposible. Pues que se lo digan a Rick Allen, ya que es el de la banda Def Leppard, quien después de perder el brazo en un accidente automovilístico se buscó la vida para seguir tocando la batería, y  consiguió una electrónica la cual puede manejar perfectamente con un solo brazo y los pies.  


3. Ray Charles (Ceguera). Fue autodidacta del piano, pero también recibió clases de música en braille  en la "St Augustine School", un centro para invidentes. Paralelamente, tuvo que ganarse la vida como músico, cuando fallecieron sus padres.
En el año 2004, la revista Rolling Stone lo nombra como el décimo mejor artista de todos los tiempos, y en 2009 como el mejor cantante masculino de todos los tiempos y el segundo mejor cantante, solo superado como Aretha Franklin.
Después de ganar 13 Grammys y más de 10.000 conciertos, Charles murió en 2004 tras diagnosticarsele varias enfermedades, siendo la más grave una infección de hígado.


2. Stevie Wonder (Ceguera). Este cantante, compositor, productor discográfico, músico y activista social estadounidense ha grabado 30 éxitos de ventas desde que se lanzó al mundo de la música hace unos 50 años, también ha conseguido 24 premios Grammy, siendo el artista vivo que más posee, y ha conseguido vender más de 100 millones de discos.
Toca diversos instrumentos, entre ellos la batería, bajo, congas, y, sobretodo, el piano, la armónica y el teclado.


1. Ludwig van Beethoven (Sordera). Ha sido uno de los más grandes (sino el más) de todos los tiempos. Tras ser castigado duramente por su padre para que fuese un gran músico, esto le traumatizó, por lo que hasta que no tuvo 30 años no dio su primer concierto, dándose cuenta unos meses más tarde de que estaba perdiendo audición.
Aquí comienzan las angustias de un Beethoven que poco a poco no iba a actos públicos para que nadie se percatara de tal hecho, aunque el avance de su enfermedad le obliga a retirarse de la dirección como hasta ahora venía haciendo. Entonces se vio obligado a comunicarse por medio de notas (cuadernos de conversación, de los cuales se conservan la mitad). El compositor comenzó a refugiarse en sí mismo, teniendo una explosión creadora increíble, estrenando sus sinfonías con gran éxito, la ópera Fidelio (con una acogida más fría), sonatas, cuartetos... aumentando la admiración y popularidad de la que ya gozaba, hasta llegar a la cima en el estreno de su 9ª Sinfonía y Misa Solemnis (1824), ante una sala abarrotada.
Beethoven continuaba empeorando de salud, y en los últimos meses de su vida, compuso lo que los estudiosos piensan que son sus mejores obras, los últimos cuartetos de cuerda, innovadores en su tiempo. Una neumonía desencadenó a finales de 1826 una serie de problemas que le ocasionaron la muerte el 26 de marzo de 1827. A su entierro acudieron 20.000 personas, y se subastaron la mayoría de sus manuscritos y pertenencias.

3 comentarios:

makenri dijo...

Muy interesante

Teresa Arevalo dijo...

interesantes y buen contenido musical

Lorena Rocha dijo...

Ayy que fuerza en la vida

Publicar un comentario