viernes, 18 de marzo de 2011

Las estaciones de metro más curiosas

Hace unos meses os hablábamos de las estaciones de tren más bonitas de todo el mundo, tocándole ahora el turno de fijarnos a los andenes y estaciones del metro. Y es que distintos artistas han querido iluminar y dar color a esos lugares del subsuelo que tan tristes y solitarios parecen en la gran mayoría de los casos. Estas son las estaciones de metro más esplendidas y curiosas de todo el planeta:


10. Lisboa. Los colores oscuros dominan esta estación de la capital portuguesa. Y es que, allí reina la tranquilidad que contrasta con los apurados viajeros de metro. El arte contemporáneo se ha adueñado de los subterráneos de Lisboa. Es que varios artistas y arquitectos han encontrado en las paredes bajo tierra el lienzo dónde plasmar todo su arte, transformando así el viaje de los transeúntes en una actividad más divertida.

9. Munich. Si existe una estación de metro colorida en todo mundo, es sin lugar a dudas la de Munich. Su sentido de la arquitectura junto con la combinación de colores, convierten a este sitio en una alegría para el espíritu. Líneas modernas y colores intensos y puros dominan la estación de Sankt-Quirin-Platz. Una creación propia para visitar personalmente, sobretodo si eres amante de la buena fotografía.

8. París. Inaugurada en 1900, Le Métro es posiblemente uno de los más famosos sistemas de metro. En muchas de las entradas de sus estaciones, impacta la arquitectura inspirada en el Art Nouveau. Sin embargo te sorprenderás con lo que te encuentres en algunas estaciones especiales. Por ejemplo, la estación del Louvre está completamente integrada al museo, de tal manera que no diferencias uno del otro. En el distrito de Monmartre, en la estación Abesses descubrirás coloridos murales sobre las paredes del metro.

7. Tokio. En la capital japonesa, bajar al metro supone descubrir una nueva ciudad. Y es que puestos de comida, máquinas expendedoras de todo tipo y demás pueblan el subsuelo de esta ciudad nipona.
Pero es que además, su diseño moderno y el despliegue de última tecnología convierten a la estación de Tokio en una increíble y creativa obra de arquitectura.

6. Santiago de Chile. Sin lugar a dudas se trata del sistema de metro más moderno de todo América del Sur. Solo con pensar en que traslada más de 2 millones de personas al día, no sorprende que luzca atractiva y cuente con un diseño arquitectónico creativo. En particular, la estación Simón Bolívar se destaca por su aspecto futurista. Por otro lado, la estación de la Universidad de Chile muestra un gigantesco mural en el que se representa toda la historia del país.

5. Praga. En la capital de la República Checa se encuentra este moderno sistema de metro, donde el color y las diferentes formas arquitectónicas también dejan boquiabierto a cualquier nuevo viajero.

4. Dubai. Esta, más que curiosa es totalmente impresionante, ya que al ser uno de los sistemas de metro más moderno del mundo, y además construido en uno de los países de los petrodólares, cuenta con todo tipo de prestaciones, como que opera exclusivamente con energía eléctrica, y es completamente automática, ya que no necesita de choferes ni operarios para funcionar.
Las estaciones del metro de Dubai son subterráneas, pero se elevan en las afueras de la ciudad, y están equipadas con aire acondicionado, al igual que los trenes. También tienen todo tipo de detalles lujosos como carísimas lámparas o pantallas de plasma increíblemente grandes.

3. Moscú. Empezó a construirse en 1931, pero no se inauguró hasta mayo de 1935, abriendo al público en un principio con tan solo 10 estaciones. Posteriormente continuaron trabajando, y ni tan siquiera la II Guerra Mundial fue motivo para parar las obras.
Pero a pesar de su importancia, no son estos datos los más representativos del espectacular metro de Moscú: si es conocido a nivel mundial es por la impresionante decoración de sus estaciones.
Sus estaciones más bonitas son las de Novoslobodskaya, que está adornada por 32 bellísimas vidrieras polícromas, las cuales fueron hechas a partir de bocetos del pintor ruso Korin; la de
Belorusskaya, en la que podemos encontrar unas columnas decoradas por preciosos paneles mosaico del pintor Oprishko, cuyo objetivo es representar la vida del pueblo bielorruso; y la de Kíyevskaya, que se construyó para conmemorar el 300 aniversario de la reunificación de Rusia con Ucrania, y donde podemos encontrar 18 mosaícos hechos para que los viajeros observen la amistad de estos dos pueblos en escenas de su vida diaria y de su lucha común en la Gran Guerra Patria, que es como denominan ellos a la II Guerra Mundial.

2. Nueva York. El sistema de subterráneos de New York es un ícono para la ciudad. No olvidemos la importancia para que tiene al servir de medio de transporte a millones de personas se trasladan de una punta hacia la otra día tras día. Aprovechando esa gran cantidad de miradas que viajan aburridas, es que se han colgado obras de diferentes artistas en cada estación. Lo mejor de todo es que funcionan como una guía en las vías subterráneas, dado que los pasajeros las reconocen por los colores de las obras más que por los nombres de las estaciones.

1. Estocolmo. Ubicada en una de las ciudades con más conciencia de la importancia del diseño, no sorprende que la vía subterránea de metro sea todo un ejemplo de cómo un medio de transporte público puede ser una bella experiencia que levante el ánimo de cualquiera. 90 de las 100 estaciones de metro de Estocolmo fueron convertidas en obras de arte por 140 diferentes artistas. Razón por la que se la reconoce como la obra de arte más larga exhibida.

3 comentarios:

Matias dijo...

Y haciendo un blog que bien podria ser catalogado como un burdo resumen de Discovery criticas el mio?

Javito90 dijo...

Dudo que nunca haya criticado tu blog.. si puedes explicarte más te lo agradecería, pero creo que te equivocas..

JesusEMoreroGarcia dijo...

interesante... gracias por suministrar esta informacion.

Publicar un comentario en la entrada