martes, 21 de diciembre de 2010

Las Mejores Películas de la Década

Llegamos al fin de nuestro repaso a la última década, y lo hacemos con una lista de las clásicas, la de las mejores películas de los últimos diez años. Y es que se han hecho grandes obras de arte, pero estas son las que destacan de entre todas las demás:

10. Wall-e. Si en 1981 llorábamos y nos enternecíamos con la historia de E.T. el extraterrestre, Wall-E es probablemente su análogo 20 años después: un robot de lo más humano que tiene que enseñarnos a los humanos a respetar el mundo en que vivimos. En realidad, sí, la historia nos la han contado una y otra vez,pero un robot tan enternecedor, y una historia sin a penas diálogos, hacen de estas aventuras un peliculón sin precedentes y más en el género de animación por ordenador.

9. Hijos de los Hombres. Alfonso Cuarón ya denotaba ser Uno de los Grandes con su prestigiosa Y tu mamá también y un notable debut internacional en Harry Potter y el prisionero de Azkaban, pero donde realmente nos ha dejado a todos enamoraditos perdidos ha sido con este –ya me permito nombrar- clásico de Ciencia Ficción. Hijos de los hombres no sólo es un libro de dimensiones bíblicas (fíjense en toda su iconografía) sino que es una cinte con un rodaje atrevido, con planos secuencia inolvidables, conteniendo un ritmo trepidante y un diseño de producción de 10. Lo dicho: un clásico instantáneo.

8. Olvídate de Mí. Aunque éste no sea el mejor papel de Jim Carrey(quizás mejor en El show de Truman o Man on the Moon) éste y Kate Winslet demuestran que no hace falta ser excesivamente atractivos y encontrarse en situaciones exageradas para poder crear una película divertida y muy romántica... Por supuesto, dos grandes nombres inigualables se encuentran detrás de las cámaras: el existencialista de Charlie Kauffman, su guionista, y el imaginativo Michel Gondry, su director. Una película con una estructura que te dará más de una sorpresa, y por la cual no te importará rebobinarla una y otra vez.

7. Big Fish. Es la décima película de Tim Burton pero ¡ojo! Ni es oscura ni hay cadáveres... Evidentemente es muchísimo más burtoniana que su genial Ed Wood, y es de hecho todos los elementos fabulosos de la película la que convierten las aventuras de su protagonista en un espectáculo visual digno de ser visto una y otra vez. Ewan McGregor interpreta a __ quien resulta ser la memoria de ese Pez Gordo de padre cuya vida está llena de mitos. Pero como con toda vida de familiar, famoso o personaje histórico que se nos haya contado, la realidad está muy decorada... pero ¿qué mejor recuerdo que llevarse uno de su padre que unas memorias tan disparatadas? Al menos yo así nunca me olvidaría.

6. Ciudad de Dios. Nos encontramos ante el clásico de Cine de Gángster moderno; El padrino del s. XXI o el Transpotting de la nueva década. El único filme latinoamericano que ha llegado a colarse en nuestra lista lo ha conseguido muy merecidamente, pues la película es una obra maestra: magnífica fotografía, un guión alucinante, gran diseño de producción, interpretaciones inolvidables y un peliculón en toda regla que merece más de un visionado.

5. Requiem Por un Sueño. Y un contrapunto ante las esperanzadoras tramas de las anteriores películas que culminan con cierto optimismo, nos encontramos ante una de las historias más tétricas que jamás se hayan rodado. El romanticismo pesimista de Réquiem por un sueño demuestra que no es sólo posible mantener a la audiencia interesada por el destino de sus protagonistas con una aventura que te invita a soñar, sino con una que te invita a "despertar". El segundo film del talentoso Darren Aronofski es quizás su película más alabada y un clásico de culto, con una magnífica reaparición de ...., psicodélicos movimientos de cámara y una banda sonora que no dejará de sonar y chirriar en nuestros oidos por los siglos de los siglos.


4. Amelie. Única cinta europea en nuestra lista se ha convertido también en un clásico de comedia romántica, con un estilo imitado hasta la saciedad, que no sólo ha marcado tendencias sino que además ha definido estilos de vida hasta ahora indefinidos. ¿Quién no conoce a una chica que se parece a Amelie? La cinta es un espectáculo de fotografía, movimiento, efectos de sonido, colores, música y un sinfín de proezas visuales y juegos narrativos que invitarán a cualquiera a quedarse prendado con esta muchacha y sus mundos de yupi. Indispensable

3. Memento. Una indiscutible pieza inimitable. Si bien Irreversible, la única película que se le parece en algo, puede hacerle "algo de sombra" a este thriller policiaco, Memento seguirá destacando por ser la primera vez que veamos una película que se narra "del revés" ¿Qué mejor forma de convertir una mera historia de venganza en un thriller de misterio mostrando dos líneas narrativas en paralelo donde se va mostrando una en dirección cronológica y otra en reverso? ¿Qué mejor manera que empezar con el interrogante de por qué el asesinato, y desvelar trozos de la trama en un orden tan ingenioso? El resultado podría haber sido un fracaso total, pero las habilidades de Christopher Nolan para desarrollar un guión tan meticulosamente trabajado se hubiera merecido ese Oscar al que estuvo nominado.
2. OldBoy. Una película de venganza dirigida por el prestigioso director surcoreano Park Chan-Wook, es un clásico de la década. Al igual que en Memento, todo gracias a un interrogante cuyo desarrollo, con osadía y originalidad por parte de Wok, nos dejará boquiabiertos: ¿Por qué se ha encerrado a un hombre inocente durante 15 años de su vida en una habitación de hotel? ¿Cuáles son las razones de sus raptores? A la salida, al más puro estilo tarantinesco (o mikeista, en su referente japonés) este hombre, que irradiaba juerga y diversión años atrás, se convertirá en el "mejor amigo" del diablo –nunca mejor dicho-: si no, fíjense en cómo decide vengarse de sus raptores a martillazos. Lo mejor, sin duda, a parte de estas secuencias, es una elaborada trama que, a parte de enfermiza, te dejará los pelos de punta ante su barroco tratamiento.

1. Trilogía del Señor de los Anillos. Quizás el cine debería tener menos adaptaciones de libros, pero sin duda esta es una de tantas excepciones. La trilogía de El señor de los anillos sigue siendo cine en mayúsculas y, aunque no sea yo uno de sus mayores fans (sólo las ví una vez durante sus respectivos estrenos en los cines) he de admitir que he pasado momentos apasionantes durante sus visionados. Quizás, para mí, lo más logrado fueron esas secuencias de batallas entre orcos y criaturas de la Tierra Media, como las desatadas en las Minas de Moria y las del Abismo de Helm.
Una trilogía que tardó en rodarse 8 años y cuya producción su director tenía clara que debía realizarse de manera simultánea y estrenarse una entrega cada año.
Un reparto de lujo, con unos fantásticos Ian McKellen, Christopher Lee y Viggo Mortensen, una adaptación bastante fiel al libro (y además cinematográfica), banda sonora de 10 y unos efectos especiales alucinantes dejarán marcado el inicio de este Nuevo Milenio (2001, 2002 y 2003 respectivamente) con un buen sabor de boca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada