viernes, 13 de agosto de 2010

Las golosinas con peor pinta

Hay muchas golosinas con mala pinta en el mercado. Total, el mercado es para los más jóvenes y a ellos les da igual el aspecto que tenga lo que se comen, incluso cuanto más asqueroso parezca hasta más les gusta. Y es que en este ranking no se va a tener en cuenta el sabor, sino la mala pinta que tengan, ya que puede ser hasta que aunque no lo parezcan esten buenísimas.
Aquí están las golosinas con peor pinta del mercado:


10. Gusanos de Chocolate Blanco. Creo que salta a la vista lo realmente asquerosos que parecen, además el toque de chocolate blanco hace parecer que te vas a comer un gusano de verdad.


9. Nariz manguera. Este es un dispensador de caramelos liquidos con forma de nariz, el cual te lo agarras a la cara y sólo tienes que sacar la lengua y apretar la nariz, saliendote directamente ese jugo desde el dispensador hasta la boca.


8. Chupachups para enjuagar en el WC. Esta golosina no tiene nada de especial, ya que simplemente se trata de un chupachups para mojar en polvos. Pero su presentación si que lo tiene, ya que el color marron del caramelo y el azul "agua" de los polvos hacen parecer que lo que estas chupando no es precisamente una golosina.


7.Cucarachas de Harry Potter. Si anteriormente veíamos unos gusanos para comerselos, ahora toca el turno para las cucarachas (no va a ser el último insecto que veamos). Este animalillo se vende con el reclamo de que en las películas de Harry Potter se los comen igual, teniendo bajo el viente una gominola jugosa y está recubierta entera de caramelo (la verdad que suena bien). Además de que su tamaño se asemeja al de una cucaracha de verdad, por lo que puede ser utilizada para gastar divertidas bromas.


6. Golosina Fear Factor. Para quien no lo conozca, "Fear Factor" es un programa de la Televisión americana (aquí lo ha emitido TeleCinco) el cual consiste en que sus concursantes tienen que hacer diversas pruebas que "acongojan" un poquito, entre las que se encuentran comer lo más asqueroso que te puedas echar a la boca. Pues a alguien se le ocurrió la inteligente idea de hacer que los niños se lo comiesen también, sacando diversos productos:
- ChupaChups Fear Factor (los de la foto): entre los que se encuentran los patas de pollo (sabor limón), hocico de cerdo (chicle), ojo de oveja (cereza) y corazón de vaca (canela).
- Gominolas ancas de rana Fear Factor: Son gominolas con forma de ancas de rana y sabor a manzana, y viene con sus diversos "huesos" crujientes y su liquido rojo "sangre".
-Gominolas de pulpo Fear Factor: Estas gominolas super esponjosas, vienen en su tinta y tienen un aspecto realmente asqueroso.
-Chicle Pegajoso Fear Factor: Unas bolas de chicle con liquido dentro, en dos clases distintas: Ojos de oveja (sabor a mango) y sangre coagulada (sabor a fresa).



5. CacaGolosinas. El nombre lo dice todo... Un pañal con un "divertido" interior el cual es siempre el mismo, lo que cambia es el color del pañal según los diferentes sabores.



4. Habichuelas de todos los sabores. Y todos los sabores significa TODOS los sabores, es decir, los más asquerosos que te puedas imaginar. La verdad que una habichuela de gominola sabor bacon, pimienta, cera de los oídos, huevo podrido, jabón y hasta vómito, no llaman demasiado la atención para comprarlas...


3. Cera de los oídos.
Pero ahora no es sólo una habichuela que tiene ese sabor, ahora es que hasta viene la oreja incorporada y tienes que escarbar por dentro del oído para poder probar esta dulce golosina.


2. Gominolas con insectos reales. Poco que decir a esto, la fabrica de golosinas Hotlix es la más famosa productora de golosinas con gusanos en su interior, van desde piruletas con escorpiones reales dentro, chupetas con moscas en su interior o gominolas con un grillo dentro. Estos insectos van cubiertos de chocolate, y hay personas que dicen que hasta están realmente buenos.


1. Costragominola. Esta golosina tiene forma de tirita, la cual te pegas a la piel, y te deja en ella una especie de costra roja, la cual tienes que ir lamiendo, lo cual hace que puedas empezarla y no terminarla hasta que quieras, o hasta que se quede tan pegajosa que no puedas llevarla más tiempo...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada