martes, 8 de febrero de 2011

Las Protestas Individuales más famosas

El propósito de una protesta es mostrar que una parte significativa de la población está a favor o en contra de una determinada política, persona, ley, etcétera. Pero hay ocasiones en las que quien protesta no es esa parte significativa de una sociedad, si no que es una sola persona quien lo hace. Estas han sido las propuestas individuales más famosas.

10. Louis Armstrong. En el año 1957, ocurrió en Estados Unidos el escándalo de la escuela de Little Rock, en el que se les negó la entrada a una escuela pública a 9 niños afroamericanos, llegando el propio gobernador del Estado a ponerse delante del edificio escolar desplegando a la guardia nacional para impedirles la entrada. Armstrong, siempre crítico con el presidente Eisenhower, habló sobre este asunto en una entrevista unos días después, diciendo frases como que "el presidente es un hombre de dos caras" o que "no tenía agallas", además de repetir constantemente el conocido "motherfucker" al gobernador del Estado. Pues bien, meses después el Departamento de Estado quiso hacer que Armstrong diese una gira por la Unión Soviética para promocionar el país, a lo cual, se negó rotundamente y dejó una frase que pasó a la historia de la música y la política: " "¿Cómo puede un negro ir por el mundo en representación de un país que trata a sus ciudadanos negros como si fueran basura?".

9. Martin Luther King. En 1963 escribió una carta desde la cárcel de Birmingham (Alabama) donde se encontraba detenido después de una protesta no-violenta en contra de la Segregación racial. La carta es una respuesta a una declaración emitida por ocho miembros del clero blancos de Alabama el 12 de abril de 1963 titulada "A Call For Unity". En ella declaraban la existencia de las injusticias sociales pero expresaban la creencia de que la batalla contra la segregación racial se debía realizar solamente en las cortes y no llevarlas a las calles. King respondió que sin la fuerte acción directa, como la suya, nunca se podrían alcanzar los verdaderos derechos civiles. Como el dijo "Este esperar casi siempre ha querido decir nunca." Establecía no solo que la Desobediencia civil era justificada de cara a las leyes injustas, sino que "uno tiene la responsabilidad moral de desobedecer las leyes injustas."

8. Zackie Achmat. Es un activista VIH positivo, el cuál se rehusó tomar medicinas antiretrovirales hasta que estas fueron accesibles para todos los sudafricanos.
Achmat se vio involucrado en el asunto cuando se dio cuenta de que las personas que podían
comprar las medicinas ya no morían de sida. Afirmaba que no quería vivir en un mundo donde la gente muere cada día simplemente porque son pobres. Su protesta consiguió al fin resultado, ya que las farmaceúticas eliminaron finalmente las patentes que encarecían esas medicinas.

7. Bob Marley. "Get Up, Stand Up" fue una canción compuesta por el líder de la protesta rastafari, que inspirado en la lucha por captar el respeto y la aceptación de su religión raftafari en las escuelas, escribió esta canción en señal de protesta hacia aquellas personas que con su ignorancia hablaban "cabezas de pescado" acerca de los rastafaris.
Obviamente, al igual que todas las canciones de protesta, esta melodía traspasó las fronteras sociales y de los ideales, llegando a ser cantada y entonada a viva voz en diversas campañas pacifistas alrededor del mundo.
Es que en la letra de esta canción, el cantante desafía a esa gente hipocrita y fanaticos religiosos a que piensen por si mismo y dejen de lado las leyes o las reglas que manipulan sus pensamientos y sean hombres libres.
Esas personas, a las cuales van dedicada estas frases de la letra, tenían un concepto muy errado sobre lo que era el movimiento rastafari y en señal de respuesta, Marley canta un coro que dice "Get up, stand up, stand up for your right/Get up, stand up, don't give up the fight."(en castellano: "Levántate, levántate, defiende tus derechos / Levántate, ponte de pie, no abandones la lucha").


6. Henry Thoreau. Fue uno de los padres fundadores de la literatura estadounidense, siendo considerado hoy día como un pionero de la ecología y de la ética ambientalista. Es también el conceptualizador de las prácticas de desobediencia civil.
Thoreau quiso experimentar la vida en la naturaleza, por lo que desde el 4 de julio de 1845 vivió dos años en un bosque.
En 1846, Thoreau se negó a pagar impuestos debido a su oposición a la guerra contra México y a la esclavitud en Estados Unidos, por lo que fue encarcelado. Una de sus amistades decide pagar la fianza, por lo que solo se ver forzado a permanecer en prisión durante solo un día. Aun así, de este hecho nace su tratado La desobediencia civil, pionero al proponer algunas ideas como el pacifismo y la no violencia que resurgirían con fuerza en el altermundismo del siglo XX. En este texto se declara uno de los conceptos principales de su ideología: la idea de que el gobierno no debe tener más poder que el que los ciudadanos estén dispuestos a concederle, llegando a tal punto que propone la abolición de todo gobierno.

5. Vedran Smailovic. Fue conocido como el "Chelista de Sarajevo", quien tuvo que soportar el asedio a su ciudad durante más de 4 años. En 1992, Smajlović tocó el Adagio de Albinoni en su violonchelo durante 22 días seguidos, con el fin de brindar homenaje a las 22 personas que fueron asesinadas mientras hacían fila para recibir pan.
No, no cambió el resultado guerra, en la cual Sarajevo fue devastada sin cesar durante mucho tiempo, pero su desafío emocional era un homenaje a todas esas almas anónimas que sufrieron sin cesar.

4. Mohandas Gandhi. El 12 de marzo de 1930, Gandhi emprende la manifestación conocida como Marcha de la Sal con vistas a arrancar la independencia de la India al Imperio Británico.
Después de un recorrido a pie de 300 kilómetros, llega el 6 de abril de 1930 a la costa del Océano Índico, avanzó dentro del agua y recogió en sus manos un poco de sal. Por este gesto irrisorio y altamente simbólico, Gandhi alentó a sus compatriotas a violar el monopolio del estado sobre la distribución de sal. Este monopolio obligaba a todos los consumidores indios, incluidos los más pobres, a pagar un impuesto sobre la sal impidiéndole además recolectarla ellos mismos.
En la playa, la multitud, nutrida de varios miles de simpatizantes, imitó al Mahatma y recogió agua salada en recipientes, siendo su ejemplo seguido por todo el país. De Karachi a Bombay los Indios evaporaron el agua y recogieron la sal a plena luz del día, desafiando a los británicos, los cuales llenaron las cárceles con aproximadamente 60.000 "ladrones de sal". Los indios, fieles a las recomendaciones de Gandhi, no se resistieron. El mismo Mahatma fue detenido, pasando nueve meses en prisión. Finalmente, el virrey reconoció su impotencia para imponer la ley británica. Cediendo a las peticiones de Gandhi, liberó a todos los prisioneros y reconoció a los indios el derecho a recolectar ellos mismos la sal.

3. Thich Quang Đức. Fue un monje budista mahāyāna vietnamita que se quemó hasta morir en una calle muy transitada de Saigón el 11 de junio de 1963. Thích Quảng Đức lo hizo en señal de protesta contra las persecuciones que sufrían los budistas por parte del gobierno de Ngô Đình Diệm. Las fotografías del hecho dieron la vuelta al mundo y sirvieron para cuestionar las políticas adoptadas por el régimen de Diệm. Después de su muerte, su cuerpo fue cremado, pero según cuentan de forma legendaria, su corazón se mantuvo intacto. Esto fue interpretado como un símbolo de compasión, siendo considerado como un bodhisattva (alude a alguien embarcado en el camino del Buda de manera significativa.) por los demás budistas. El acto de Thích Quảng Đức incrementó la presión internacional contra Diệm, por lo que anunció diversas reformas con la intención de apaciguar a los budistas. Sin embargo, estas medidas no fueron implementadas del todo, generando un deterioro en la disputa. Las protestas continuaron, y las Fuerzas Especiales, leales al hermano de Diệm, Ngô Ðình Nhu, atacaron varias pagodas budistas causando numerosas muertes. Varios monjes siguieron el ejemplo de Thích Quảng Đức y se quemaron hasta la muerte. Finalmente, un golpe de estado derrocó y asesinó a Diệm en noviembre. La reiterada práctica de este sacrificio por parte de los monjes budistas (también llamados bonzos) conllevó a que el acto fuese conocido como «quemarse a lo bonzo».

2. Rosa Parks. Fue una figura importante del Movimiento por los Derechos Civiles en Estados Unidos, principalmente por haberse negado a ceder el asiento a un blanco y moverse a la parte de atrás del autobús (1955) en el sur de los Estados Unidos. Por entonces, los vehículos estaban señalizados con una línea: los blancos adelante y los negros detrás. Así, la gente de color subía al autobús, pagaba al conductor, se bajaba y subía de nuevo por la puerta trasera. "Mientras más obedecíamos, peor nos trataban", asegura Parks en sus memorias. "Aquel día estaba fatigada y cansada. Harta de ceder". Por el lance del autobús, Rosa Parks pasó la noche en el calabozo, acusada de perturbar el orden público y pagó una multa de catorce dólares. Sin embargo, el caso trascendió y acabó por dar voz a los movimientos por el fin de la segregación que ya habían comenzado a hacerse notar.
Indignado y hastiado, un joven y desconocido Martin Luther King organizó una oleada de protestas contra la segregación en los autobuses públicos de Montgomery que duró 382 días. Los treinta mil afroamericanos que participaron hicieron marchas de hasta nueve kilómetros, y cuando les preguntaban cómo se sentían, algunos respondían: "Mis pies, cansados. Mi alma, ¡liberada!".
Mientras, el caso Parks llegó a la Corte Suprema del país, que declaró que la segregación era una norma contraria a la constitución estadounidense, que declara iguales a todos los individuos de la nación. Un año después, el gobierno abolió cualquier tipo de discriminación en los lugares públicos.


1. El Hombre del Tanque de Tiananmen. Este es el apodo que se atribuyó a un hombre anónimo que se volvió internacionalmente famoso al ser grabado y fotografiado en pie frente a una línea de varios tanques durante la revuelta de la Plaza de Tiananmen de 1989 en la República Popular China.
La fotografía y filmación del hombre en pie, solo delante de la línea de tanques, se transmitió esa misma noche. Fue titular en cientos de periódicos y revistas, y el principal titular en muchos noticiarios alrededor del mundo. En abril de 1998, la revista estadounidense Time, incluyó al "Rebelde Desconocido" en su lista de las cien personas más influyentes del siglo XX.
El incidente tuvo lugar en la Cháng An Dà Jie, o "Gran Avenida de la Paz Eterna", a unos 200 metros de distancia de la plaza de Tiananmen, que lleva a la Ciudad Prohibida, en Pekín, el 5 de junio de 1989, un día después de que el gobierno chino empezase a reprimir violentamente las protestas democráticas.
El hombre se mantuvo solo y en pie mientras los tanques se le aproximaban sosteniendo dos bolsas similares una en cada mano. Mientras los tanques iban disminuyendo la marcha, él hacía gestos para que se fueran. En respuesta, el tanque situado en cabeza de la columna intentó sortearlo; pero el hombre se interpuso repetidamente en su camino, demostrando una tenacidad y resistencia enormes. Tras esto los tanques se detuvieron y el individuo subió encima del primer tanque, y sostuvo una conversación con el conductor. Hay especulaciones sobre lo que dijo, adjudicándosele frases como "¿Por qué están aquí? Mi ciudad es un caos por su culpa"; "Retrocedan, den la vuelta y dejen de matar a mi gente"; o "Váyanse".
Poco se sabe de la identidad del hombre. El tabloide británico The Sunday Express afirmó que su nombre es Wang Weilin, un estudiante de 19 años (en aquel entonces). Sin embargo, la veracidad de esta información es dudosa.

1 comentario:

Unknown dijo...

el poder de uno....asi hay una pelicula sobre la lucha de los nefros en surafrica antes de Mandela presidente

Publicar un comentario en la entrada