sábado, 28 de agosto de 2010

Las Leyendas Urbanas más Famosas del Cine

Los relatos sin orígen definido pero que se difunden imparablemente a través de la práctica del boca a boca, o lo que es lo mismo las leyendas urbanas, han generado gran estupor a lo largo de la historia del cine. Algunas han resultado ser ciertas (las menos), otras simplemente han sido parte de una inteligente estrategia de marketing de los productores de la película que proviene la leyenda para promocionar su película.
Lo cierto es que en los tiempos que corren, con Internet como protagonista principal, el ya citado boca a boca ha crecido una barbaridad, por lo que cualquiera puede lanzar una de estos bulos y que pase a formar parte de las mayores leyendas urbanas del cine, las cuales os dejamos a vosotros que penseis si son ciertas o no (excepto las que se han desmentido oficialmente):


10. Jack Nicholson. Siendo ya Nicholson una grandísima estrella de Hollywood, y siendo su núcleo familiar un tanto extraño ya que sus padres eran bastante mayores para serlo y tenía una diferencia de edad bastante considerable con su hermana, se dice que en realidad esos padres son los abuelos del actor y su hermana es su verdadera madre.
Según cuentan, su madre se quedó embarazada de él con tan sólo 17 años, y el padre decidió huir, por lo que se hizo este curioso cambio de roles en esa familia.


9. Tres Hombres y un Bebé. La que parecía ser una comedia pasable sin pena ni gloria se convirtió en una de las películas más alquiladas en los video clubs de finales de los ochenta. Tres hombres y un bebé protagonizada por Ted Danson es conocida por la película del fantasma del niño tras la cortina. Los rumores de este bulo se iniciaron cuando algunos pensaban que se podía ver una escopeta escondida en algún pasaje de la película, mientras que otros distinguían a un niño escondido asistiendo atento al rodaje. A partir de aquí los rumores se dispararon y no tardaron en afirmar que era el fantasma de un niño que tiempo antes se suicidó tirándose por la ventana. La imaginación de muchos se puso a maquinar y ya veían a la madre del pequeño loca y desesperada internada en un psiquiátrico tras haber visto a su hijo en dicha película. La realidad resultó ser muy distinta. En la escena no aparecía ninguna escopeta, simplemente era el reflejo de la cortina. El fantasma no llegó a ser tal ya que la figura que aparece junto a la ventana era el propio Ted Danson en miniatura y en cartón. Para entonces el actor estaba participando en una campaña publicitaria en la que su imagen era plasmada de esa forma y simplemente fue un descuido de Danson ¿o no? Lo cierto es que desde la productora del film no se dieron mucha prisa en desmentir los rumores que giraban en torno a la dichosa escena.
#t=34s?fs=1&hl=es_ES">

8. Charles Chaplin. Durante la primer década del siglo XX Charles Chaplin ganó inmensa popularidad e infinidad de “Chaplinistas” recorrían los circos y teatros ganándose la vida al imitar al genio del humor mudo. Tantos imitadores llevaron a que se cree un concurso nacional en Estados Unidos en el que se premiaba a quien mejor realizara la imitación. Durante uno de sus viajes a San Francisco a Chaplin le llegó la noticia de uno de éstos concursos, y seducido por la idea se inscribió de inmediato. Increíblemente el resultado fue desastroso, no pasó de la primera ronda y los jueces le dieron una de las peores calificaciones de su tanda. En una entrevista realizada para el Chicago Herald el 15 de Julio de 1915 Chaplin relató la historia con gran ironía. No obstante, para el jurado Chaplin no era suficientemente bueno imitando a Chaplin y el premio fue otorgado a un hombre de nombre Milton Berle.


7. El Proyecto de la Bruja de Blair. La leyenda afirma que tres estudiantes decidieron viajar hasta Maryland para hacer una película acerca de la leyenda de la Bruja de Blair. Los tres jóvenes se adentraron en el bosque y nunca regresaron. Años después fueron encontradas sus pertenencias incluyendo la cámara de video con las imágenes de lo que con ellos ocurrió.bEste es el argumento central de la que se conoce como El proyecto de la Bruja de Blair, film que se estrenó en 1999 y que gracias a esta leyenda tuvo un gran éxito sobre todo entre el público adolescente.
La realidad en este caso fue muy diferente a la ficción. Se sabe que todo este montaje nació de las mentes de Daniel Myrick y Eduardo Sánchez que crearon esta historia para darle más notoriedad a su producción.


6. Groucho Marx. Se ha dicho en numerosas ocasiones que sobre la lápida del actor situada en el Eden Memorial Park de San Fernando (Los Ángeles) está escrita la frase 'Perdonen que no me levante'.
En realidad se trata de un falso mito, en la tumba sólo se puede leer su nombre y la fecha de su nacimiento y muerte, además de una estrella de David.


5. Marisa Tomei. Cuando en 1993 y siendo una actriz desconocida que empezaba a despegar en el difícil mundo de Hollywood, Marisa Tomei ganó un Óscar a la mejor actriz secundaria por la película Mi primo Vinny. Las malas lenguas afirman que esto no se hubiera dado a no ser por la metedura de pata de Jack Palance. Algunos afirman que se limitó a leer el último nombre de la lista dejando sin estatuilla a la actriz Vanessa Redgrave, la que muchos daban por ganadora del galardón.La verdad que nunca sabremos si el Óscar a Marisa Tomei fue concedido o regalado en realidad, pero desde este incidente La Academia de los Óscar se curó en salud creando la figura de dos personas encargadas de leer el nombre correcto del vencedor en caso de equivocación de la celebridad encargada de entregarlo.


4. Shirley Eaton.
Según cuenta la leyenda, la película Goldfinger también se vio salpicada por un episodio trágico en el que una de sus actrices murió.Shirley Eaton, la que diera vida a la secretaria del malvado Goldfinger habría muerto asfixiada por el baño en oro al que se tuvo que someter por exigencias de su papel en la película. Lo que ocurrió en realidad es que la actriz no murió asfixiada ni contrajo ninguna enfermedad por haberse sometido al baño, como aseguraban otras versiones. Shirley Eaton decidió retirarse del cine de manera repentina para dedicarse a su familia, pero no murió ni por esa causa ni por otras, ya que en la actualidad tiene 73 años de edad.


3. Brandon Lee. El que sería uno de los maestros de las artes marciales e hijo del mítico Bruce Lee, Brandon Lee, murió tras recibir un disparo durante el rodaje de El Cuervo, película que ganó audiencia tras el trágico desenlace del actor.Los rumores que rodean su muerte apuntan a que en la cinta se podía observar el momento en el que Brandon era disparado por Michael Massee, que era el encargado de apretar el gatillo de un arma que debía tener balas de fogueo, pero que en realidad eran balas reales que acabaron con la vida del protagonista. Parece ser que este rumor no es del todo cierto, ya que la escena en la que Brandon Lee es disparado no se incluyó finalmente en el montaje. Tras el trágico fin de Lee algunos rumores apuntan a que su muerte está directamente relacionada con la mafia china que supuestamente asesinó a su padre en 1973 (otra leyenda urbana), por llevar los secretos de las artes marciales al cine. Lo que es cierto es que tras la muerte de ambos ídolos, la trilogía de El Cuervo cobró gran popularidad y convirtió a Brandon Lee en un icono de las artes marciales.


2. La Profecía. Los relatos más macabros rodearon la película La Profecía. Tras el rodaje de la primera de las versiones algunos misterios persiguieron el fin de la filmación y varias personas relacionadas con la película murieron en extrañas circunstancias con muertes horrorosas, como afirma el propio director Richard Donner en los extras del DVD. Además, el rodaje estuvo continuamente amenazado por sectas satánicas y grupos fanáticos religiosos que pusieron en peligro la integridad de los actores y personal del rodaje del film.


1. Polstergeist. Una de las leyendas urbanas con final más trágico de la historia del cine es la de Poltergeist. Sólo unos meses después del estreno, la maldición de esta película empezó a recaer sobre los actores. La primera de las muertes trágicas fue la de Dominique Dunne que interpretaba a la hija adolescente de la familia que vivía horrorizada. Dominique fue asesinada por su novio en una muerte trágica por la que el culpable apenas cumplió una condena de tres años. Un caso, que aún hoy continúa rodeando de polémica a la famosa película.
La maldición continuó en la segunda entrega con la muerte de dos actores Julian Beck y Will Sampson (Alguien voló sobre el nido del cuco). El primero, murió aquejado de un cáncer de estómago, mientras que Sampson falleció tras someterse a una complicada operación de corazón. La más sorprendente e inesperada muerte fue la de la pequeña Heather O´Rourke tras la que sería la tercera y última de las partes de la saga. Heather sufrió una infección intestinal poco común y murió repentinamente a los doce años de edad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada