martes, 18 de mayo de 2010

Los mayores avistamientos de OVNIS de la historia.

Las encuestas indican que aproximadamente la mitad de la población cree en la existencia OVNIS, habiendo cerca de un 5% de esas personas que afirma haber visto algo que podría ser uno de ellos.
Es evidente que la mayoría de avistamientos de estos "platillos volantes" son identificaciones erroneas (estrellas especialmente brillantes, planetas, aviones, dirigibles...), o en algunos casos hasta engaños hechos intencionadamente. Sin embargo, hay un pequeño número de avistamientos que desafían toda explicación fácil y que han tenido una repercusión importante en la sociedad.
Aquí teneis la lista de las mayores "experiencias" con estos objetos voladores no identificados:

10. La oleada Imposible (California). Todo comienza en el año 1896, cuando sobre los cielos del extenso territorio norteamericano es denunciada la presencia de unos extraños artefactos voladores, parecidos a enormes dirigibles con cabina en su parte inferior, que parecen sobrevolar impunemente y contra toda lógica los más recónditos lugares de la geografía americana. Exactamente ocurrió durante el bienio de 1896 y 1897, donde se registraron centenares de avistamientos de unas extrañas "aeronaves" denominadas por los periodistas popularmente como la Air-Ship.
Hay que tener muy en cuenta, antes de continuar, que nos situamos al final del siglo XIX, y que el primer vuelo efectuado por el hombre lo consiguieron, en este caso, los hermanos Wright el 17 de diciembre de 1903, y el primer dirigible, el California Arrow de Thomas Baldwin, no voló hasta 1904. Por lo tanto se supone que en 1896-97 ningún aparato humano, excepto eventuales globos, interrumpía el suave vuelo de las aves. Charles Harvard Gibbs-Smith, historiador aeronáutico del Museo Victoria y Albert, de Londres, comentaba a este respecto: "En mi calidad de historiador de la aviación, especializado en el periodo anterior a 1910, puedo afirmar con total seguridad que los únicos vehículos voladores capaces de transportar personas y susceptibles de ser avistados en América en 1896-1897 son los globos aerostáticos (...). Es altamente improbable que éstos –avistamientos de la Air-Ship– puedan ser confundidos con ninguna otra cosa. Ninguna forma de dirigible o de maquina voladora más pesada que el aire podía hacerlo entonces".

9. Avistamientos sobre Washington. Durante dos largas noches de Julio de 1952, los cielos sobre Washington se cubrieron de extrañas luces u objetos luminosos que revolotearon sobre la Casa Blanca, el Capitolio y el Pentágono. No fueron vistos únicamente desde el suelo, sino que también fueron avistadas por pilotos aéreos desde el aire. También fueron captadas por el radar de al menos dos instalaciones separadas. Hasta hoy, no has sido explicadas satisfactoriamente.
La posibilidad, no importa cuan remota, de que los aparatos no identificados de alguien sobrevolaran sobre una de las zonas más delicadas del país fue suficiente como para causar una gran consternación en círculos oficiales. La Fuerza Aérea pronto convocó una conferencia de prensa para tratar de explicar qué estaba pasando.
El 29 de Julio de 1952, el General John Samford, Director de Inteligencia de la USAF, presidió una de las mayores conferencias de prensa desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Dio a la prensa la fuerte impresión de que en los cielos de Washinton no había habido nada substancial. Probablemente fue el resultado, dijo, de una peculiaridad atmosférica llamada "inversión de temperatura," que crea los espejismos.
Esto satisfajo a la prensa, puesto que nadie con autoridad señaló la falacia de la idea. Es sabido desde hace tiempo por los científicos que las inversiones de temperatura no pueden producir espejismos a más de 1 grado sobre el horizonte. De modo que cualquier cosa que se vea en el cielo no puede ser un espejismo. Un estudio científico de la Fuerza Aérea de 1969 refuerza estos conocimientos.
Los archivos permanente del estudio de 22 años de duración de la Fuerza Aérea, llamada "Proyecto Libro Azul" durante la mayor parte de ese tiempo, están en los Archivos Nacionales de los Estados Unidos. Allí puede verse que la explicación de los avistamientos de la noche del 19/20 de Julio es la "inversión de temperatura," lo que es claramente falso. Los avistamientos del 26/27 de Julio, que fueron completamente idénticos a los de las primeras noches, están listados como "inexplicados."
Sin una explicación científicamente válida para ninguno de los informes tanto visuales como de radar de Julio de 1952 en Washington, nos sigue quedando un gran misterio.



8. Luces en Phoenix (1997). Este fue uno de los incidentes con OVNIS más famosos de los últimos años, debido a la gran cantidad de testigos involucrados (incluido el gobernador del Estado). Los ciudadanos de Arizona, vieron como una serie de luces en forma de triángulo flotaban durante casi 3 horas sobre el cielo de este Estado americano en la noche del 13 de Marzo de 1997.
Aún no se sabe lo que eran estas luces, aunque algunos escépticos afirman que fue debido a un incendio que hubo en una localidad cercana.
Fuese lo que fuese, nunca volvió, pero consiguió mantener en vilo a gran parte de Estados Unidos y del mundo entero durante esas 3 intensas horas.



7. OVNI estrellado en Pennsylvania (1965). Ocurrió en el bosque de Kecksburg, cuando un objeto de procedencia desconocida aterrizó en este lugar, después de la observación por parte de numerosos testigos de una bola de fuego que atrevesó el cielo de varios Estados americanos y Canadá. Algunos habitantes de Pensilvania vieron cómo el objeto se movía lentamente en el cielo; otros observaron humo y luces brillantes de color blanco azulado que formaban un arco eléctrico en el bosque antes de producirse la colisión. Decenas de personas –bomberos, periodistas y el director de un noticiario de radio– describieron la presencia militar y policial en el lugar del impacto y el consiguiente acordonamiento de la zona. Algunos observadores aportaron descripciones detalladas de un objeto en el suelo y posteriormente otros vieron cómo era transportado en un camión con plataforma.
6. El Caso Mantell (1948). "Capitan Mantell, aquí la base aérea de Fort Knox, torre de control. Hemos visto un objeto incandescente que sobrevuela el aeropuerto militar de Godman. Intercéptenlo o acércense a él".
Este mensaje radiado envió los cuatro aparatos F-51 Mustang de la escuadrilla a lo desconocido. El capitán Mantell ordenó a los otros tres aparatos, pilotos en vuelo de entrenamiento, que se mantuvieran algo retrasados mientras él enfilaba su caza hacia el lugar indicado por la torre. Finalmente consiguió divisar su objetivo, una forma enorme y deslumbrante.
"Lo estoy viendo. Parece que es de metal. Me encuentro debajo del mismo, es enorme y vuela a la misma velocidad que yo o algo más. Me remonto a 7000 metros...." Tras una pausa que pareció eterna. "¡Dios mio! Veo personas dentro del "objeto". Le sigo...". Despúes silencio.
Eran las 15:30, apenas 15 minutos desde que fue visto aquel "sol volante", como fue llamado entonces, y se había perdido todo contacto con el Mustang. Los minutos transcurrieron con lentitud hasta que finalmente se conoció la noticia: el Mustang del capitán Mantell se había estrellado.
Se barajaron diversas explicaciones oficiales, por ejemplo que se había perseguido una imagen distorsionada por la atmósfera del planeta Venus. Algo poco probable pues esta imagen debería haber engañado tanto a los pilotos, como a los operarios de la torre de control. Improbable. Tampoco existen datos sobre globos sonda, o pruebas militares en la zona.

5. Abducción de Barney y Betty Hill. sucedió en Concorde, New Hampshire, el 11 de septiembre de 1961, alrededor de la 21,00 h. y es uno de los casos míticos y emblemáticos de abducciones de OVNIS en todo el mundo.
Cuando el matrimonio regresaba de unas vacaciones en Canada, al poco de cruzar la frontera, la pareja tomó la autopista US 3. Poco mas allá de la población de Láncaster se percataron de la presencia en el cielo de un objeto luminoso delante de ellos.
Conforme avanzaban, la luz parecia acompañarles a poca distancia tras las copas de los árboles, aunque estaban preocupados, pensaron que se trataba de un avión o helicoptero. Sin embargo Betty pensó que era mejor parar en un hotel a pasar la noche antes de seguir con tan inquietante compañia de viaje, sin embargo no lo hicieron así y continuaron el camino.
Mientras Barney conducia Betty obeservaba el fenómeno con unos prismáticos. Fue entonces cuando se percató de que la luz era en realidad un enorme objeto con un doble hilera de ventanillas. Cuando se lo comunicó a su esposo este detuvo el vehículo y se bajó para echar un vistazo.
El objeto estaba a unos muy pocos metros ( 15 m aproximadamente ) del vehículo, suspendido sobre unos árboles y Barney se acercó caminando. Cuando se situó debajo del objeto miró con los prismáticos y dijo haber visto dentro del mismo un grupo de personas que le observaban a través de las ventanillas, cosa que le asustó y le hizo volver corriendo hasta el coche, arrancando rápidamente y huyendo de allí a toda velocidad.
En este momento, Betty no podía ver el objeto pero percibia una especie de zumbido suave.
Según parece el matrimonio quedó aturdido dentro del coche y a unos 27 km de Concorde pudieron recuperarse de su estado, al tiempo que escuchaban una serie de zumbidos. Poco despues llegaron a casa.
La mañana siguiente, Barney descubrió extrañas manchas en su coche y en fechas posteriores Betty sufrió constantes pesadillas en las que veía como el coche era detenido por el objeto luminoso y unos seres procedentes del mismo les llevaban hasta el interior de la supuesta nave donde les sometian a un desagradable examen médico.
En 1964 se sometieron a hipnosis regresiva, en principio con objetivo terapeutico para aliviar la tensión y angustia que le atenazaba desde aquel día, pero de las sesiones surgieron extraños relatos que confirmaban las visiones oníricas.

4. Vuelo JAL 1628 (1986). El piloto del vuelo 1628 de "Japanese Airlines" un "Boeing 747", que hacía el viaje de Islandia a Anchorage, Alaska, el 17 de noviembre de 1986. Volando sobre Alaska exactamente después de las seis de la tarde, el capitán Kenju Terauchi informó sobre unas brillantes luces blancas y amarillas que tenía delante y saltaban "como dos oseznos que estuviesen jugando". Terauchi habló por radio con Anchorage y el controlador confirmó que tenía una imagen en el radar. El piloto japonés encendió su propio radar digital en color y aunque éste estaba destinado a captar las condiciones atmosféricas y no objetos sólidos, registró también una imagen.
Entonces advirtió Terauchi que su "747" estaba a la sombra de un solo y gigantesco OVNI en forma de nuez, pero en el tamaño de sus dos portaaviones. Pidió permiso Anchorage para ejecutar un giro de 360 grados y descender a 10.000 metros, autorización que le fue otorgada. La nave nodriza permaneció detrás de él durante toda la maniobra. Anchorage envió otros dos aviones a la zona inmediatamente próxima a la de Terauchi, pero cuando llegaron, el OVNI había desaparecido, después de haber estado a la vista del "747" y perseguirle durante cincuenta minutos.

3. OVNIS en Teherán (1976). Hasta este incidente, los OVNIS no se solían localizar en los diferentes radares, lo cual implica que eran más imaginaciones que otra cosa. Pero esto cambió en la madrugada del 19 de septiembre de 1976, cuando se ordenó a combatientes del ejercito iraní a perseguir a varios OVNIS que estaban realizando maniobras imposibles sobre el cielo de la capital iraní. Lo más impresionante es que cuando estos aviones militares se acercaron a este objeto volador, los sistemas electrónicos de estos fallaron, incluso en uno de los aviones dejó inoperante el sistema de armamento.



2. Avistamiento del Primer OVNI en EEUU (1947).
El 24 de junio de 1947, a las dos de la tarde, Kenneth Arnold despegó con su avioneta privada desde el aeropuerto de Chehalis, para dirigirse al de Yakima, en Washington.
Su viaje se retrasó una hora debido a la búsqueda de un gran avión de transporte de la Marina, que se suponía había caído en el lado sudoeste del Monte Rainier. Al despegar, Arnold se dirigió hacia la citada elevación, a 9.200 pies de altura.
En su informe indicó que había un avión DC-4 a su izquierda, a unos 14000 pies de altura, mientras se dirigía nuevamente al Monte Rainier. Pasados unos tres minutos en ese rumbo, en su avión se reflejó un brillante resplandor. No pudo determinar de dónde procedía el reflejo, pero en la parte septentrional de la montaña observó una formación de nueve objetos de aspecto peculiar.
Cuando los objetos voladores se acercaron al Monte Rainier, pudo ver sus perfiles claramente. Afirmó que le extrañó no ver en ellos alas ni colas, pero supuso que se trataba de algún modelo de avión con propulsión a chorro. Agregó que los extraños artefactos descendían y cambiaban ligeramente su rumbo, con intervalos de pocos segundos y reflejando la luz del sol.
El caso de Arnold sigue siendo polémico y mientras la Fuerza Aérea Norteamericana concluyó que la observación se debió a un espejismo, otros opinan que pudieron ser pelícanos o artefactos militares.

1. Incidente en Roosevelt, Nueva México (1947). Tuvo lugar en Julio de este año en una granja situada a unos 80 km. de la localidad de Roosevelt, cuando un agricultor llamado Matt Brazell, descubrió en un campo cerca de su granja, pequeñas tiras metálicas y palos de madera. Al haber oído sobre "discos" volantes en los períodicos en los ultimos meses (el incidente de Kevin Arnold fue dos meses antes), este granjero se preguntó si no había topado el mismo con su propio platillo volante, por lo que inmediatamente llamó a las autoridades militares.
Lo curioso es que, al principio los militares dieron la razón al granjero, diciendole que habían recuperado el OVNI días antes, pero a las dos horas se retractaron y dijeron que se trataba de un globo aeroestático. Esto pareció poner fín a la historia, hasta que en 1978, el astronauta del Apolo 14, el Dr. Edgar Mitchell afirmó "Yo he visto los expedientes secretos ovni, y no hay duda de que hubo contacto con extraterrestres".
Se realizó una investigación sobre el asunto debido a la petición de un congresista de Nuevo México. Fue realizada por el secretario de las Fuerzas Aéreas y el Departamento de Defensa. En ella se identifican los residuos de Roswell como restos de un sistema de detección acústica de baja frecuencia que llevaban los globos, de largo alcance y altamente secretos, llamados "Proyecto Mogul": un intento de captar explosiones nucleares soviéticas a altitudes de la tropopausa. Los investigadores de las Fuerzas Aéreas, tras registrar meticulosamente los archivos secretos de 1947, no encontraron pruebas de un aumento de tráfico de mensajes.
Para muchos ufólogos, el caso Roswell es considerado uno de los acontecimientos ufológicos más importantes y el inicio de los encubrimientos, mientras para los escépticos es solamente el caso más popular. La posición oficial del gobierno de los Estados Unidos, desde 2005, es que nada de naturaleza paranormal o extraterrestre había ocurrido. El informe definitivo de la Fuerza Aérea en cuanto al caso Roswell está disponible, así como la respuesta a dicho informe por parte de ufólogos, que insisten en que el informe es falso.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada