jueves, 3 de febrero de 2011

Los maratones más curiosos

El orígen de los maratones se remonta a la gesta del soldado griego Filípides, quien en el año 490 a. C. murió de fatiga tras haber corrido unos 40 km desde Maratón hasta Atenas para anunciar la victoria sobre el ejército persa. En honor a la hazaña de Filípides se creó una competición con el nombre de "maratón", que fue incluida en los juegos de 1896 de Atenas. Desde entonces, aprovechando que es una de las pruebas más duras del atletismo se han creado maratones de toda índole, como bien podéis observar en los maratones más curiosos y extraños de todo el mundo:

10. Safaricom. El evento, se realiza dentro de un área de Conservación de Vida Silvestre de Lewa, una reserva en Kenya Central, a unas cuatro horas de viaje de Nairobi. El evento, que se realiza cada año, atrae corredores de todo el mundo, dispuestos a disfrutar del deporte, tanto aficionados, como expertos corredores o profesionales. Es decir, se trata de 42 kilómetros corriendo por la selva, pudiéndote encontrar cualquier tipo de animal de aquellos lares.
Hay que decir que es también un evento solidario, ya que su fin es recaudar fondos para la conservación de la fauna y proyectos comunitarios en Kenya.

9. Maratón de Atenas. No es ni más ni menos que el descrito en la introducción de esta lista, es decir, miles de personas se reunen cada año en Atenas para hacer exactamente el mismo recorrido que hizo Filípides hace unos 2.500 años.

8. Maratón de Nueva York. Es la maratón más difícil de participar, ya que su lista de espera puede alcanzar los tres años facilmente. Y es que la Gran Manzana se para por muy pocas cosas, y esta maratón es una de ellas. Son curiosos además los distintos y variopintos disfraces con los que se presenta una gran cantidad de competidores a correr.

7. Maratón del Rock and Roll. Se realiza en San Diego cada año, donde se reúnen miles de personas disfrazadas de algo relacionado con el Rock, siendo evidente que el personaje que lo ha corrido más veces ha sido Elvis Presley.

6. Maratón del Círculo Polar. Se realiza en Groenlandia en Octubre de cada año, y podéis imaginar que los participantes se pasan la semana siguiente a correrlo en cama con un gripazo increíble. Y es que trata de correr una maratón en medio del hielo, y aunque el paisaje tiene que ser maravilloso, dudo que el frio que han de sentir en los ojos les deje verlo.

5. Maratón de la Gran Muralla China. Consiste en recorrer 42,5 kilómetros de esta gran estructura, siendo uno de los eventos más importantes para los chinos de todo el año, y es que es uno de los únicos días del año en el que la Gran Muralla permanece cerrada al público en general para que los corredores puedan competir con más calma.

4. Maratón Du Medoc. Los requisitos de esta maratón son los siguientes: ir disfrazado con algo relacionado con el lema de la carrera de ese año (la pasada edición fue el cómic), y pararte en los distintos avituallamientos que hay, es decir, hay uno en el que te tienes que beber una jarra de vino, otro en el que tienes que tomarte una tapa de jamón etc... . Se realiza por la bella región de Burdeos, entre sus castillos y viñedos, siendo precisamente el primer premio, el peso en vino del ganador.

3. Maratón del Kilimanjaro. Aunque no supone el subir corriendo el monte Kilimanjaro (lógicamente), sí que se trata de hacer 4 vueltas a un circuito de 10,5 kilómetros que hay en él, con importantes desniveles que llegan hasta los 400 metros entre las partes más bajas y las más altas. No pueden correr atletas profesionales, lo que hace más sorprendente que haya tantas personas que lo terminen en Junio de cada año.

2. Maratón del Mar Muerto. Como en el anterior maratón, en este hay un gran desnivel entre la parte más alta y la más baja del recorrido, pero esta vez es al contrario, ya que se empieza en la ciudad de Amman (Jordania), a 900 metros sobre el nivel del mar, y se termina a pocos metros del Mar Muerto, a 400 metros bajo el nivel del mar.



1. Maratón del Everest. t aparece en el Libro Guinness de los Records como el maratón a más altura del mundo. La línea de salida se encuentra en Gorak Shep 5184m cerca de campamento base del Everest en Nepal. El final es en el pueblo sherpa de Namche Bazaar, en 3446m.
Para aclimatarse a la altura todos los corredores se reunen en una convivencia de 25 días en Nepal. Durante estos dias se combina el turismo en la capital, Katmandú, con una caminata de 16 días siempre bajo supervisión médica, ascensiones de Gokyo Ri (5483m) y Kala Pattar (5623m) con las mejores vistas del Everest. La última actividad de esta convivencia es precisamente esta maratón.
Aunque la carrera es, básicamente, cuesta abajo, hay dos secciones en franca pendiente, lo cual la hace ser una de las más duras del planeta. Por esta razón la carrera es sólo apto para corredores con experiencia en pruebas de montaña y de resistencia, no siendo suficiente el haber competido en carreras de asfalto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada