jueves, 24 de junio de 2010

Momentos más curiosos de los mundiales

El Mundial es el acontecimiento futbolístico más importante de todo el mundo, pero en esta competición no todo es fútbol, ya que hay algunos momentos a lo largo de todas las ediciones que han pasado a la historia de ellas por no tener nada que ver con este maravilloso deporte, aquí teneis los diez momentos más curiosos en la historia de la Copa del Mundo:


10. Un jeque arabe se mete al campo. Corría el minuto 35 del segundo tiempo del partido Kuwait-Francia correspondiente a la fase de grupos de nuestro Mundial en el 82. Alain Giresse, delantero de "les bleus" recibe un balón y marca el cuarto tanto para su selección. Inmediatamente, todo el equipo asiático se abalanza sobre el colegiado. Alegan haber escuchado el silbato del árbitro y que por ello el gol no debe subir al marcador.
Hasta ese momento todo puede entrar en la normalidad de un partido de fútbol. Lo sorprendente y único sucede a continuación. Desde el palco de autoridades del estadio José Zorrilla de Valladolid, un individuo ataviado con vestimentas árabes y turbante rojo hace aspavientos indicando al equipo kuwaití que abandonen el terreno de juego. Tras varios minutos de incertidumbre, el hombre del turbante aparece sobre el césped entre el tumulto de jugadores y acompañado por varios escoltas. Es el jeque Fahid Al Ahmad Al Sabah, hermano del emir de Kuwait. El público en las gradas y los jugadores franceses, tranquilos por una victoria segura, observan con estupor la insólita escena. Tras una conversación con el arbitro soviético Miroslav Stupar rodeada de jugadores y policías, Fahid Al Ahmad Al Sabah amenaza de nuevo con retirar a sus jugadores del terreno de juego si no se anula el gol.
Pasan varios minutos de desconcierto cuando el colegiado toma la sorprendente decisión de anular el gol. Stupar no había pitado, el gol era legal, pero inexplicablemente las presiones del jeque surten efecto y el tanto no sube al marcador.
La historia juzgó este hecho como anécdota ya que el partido terminó 4-1 pero el hecho en sí era muy grave por lo que la FIFA castigaría duramente a Miroslav Stupar, que nunca volvió a arbitrar un partido.


9. El cabezazo de Zidane. Es increible como uno de los mejores jugadores de la historia del futbol mundial, se retirase del fútbol de esta manera. Después de que Materazzi agarrase la camiseta del jugador francés, Zidane le dijo "si quieres mi camiseta te la doy al final", a lo cual el defensa respondio "prefiero a la puta de tu hermana". Algo que desencadenó esta reacción de Zinedine Zidane, algo que nunca debió haber hecho, sobretodo siendo la final de la Copa del Mundo.


8. Ronaldo y la final del 98.
De acuerdo a lo que informó la prensa brasileña, el delantero se sintió mal la madrugada del domingo 12 de julio, a pocas horas de jugarse la final de Francia 98 que Brasil perdió 3-0 contra Francia en el estadio Saint Dennis, y después del almuerzo sufrió dolores de cabeza y estómago, mareos, escalofríos y convulsiones que obligaron a llevarlo a un hospital. El propio jugador dio un dramático testimonio a la cadena O’Globo “Me fui a dormir y luego tuve un ataque de convulsiones que duró unos 30 segundos. Luego desperté y me dolía todo el cuerpo, pero con el tiempo el dolor fue disminuyendo y pude relajarme un poco.
El técnico Mario ‘Lobo’ Zagallo decidió alinear a Edmundo, pero el propio Ronaldo le pidió jugar el partido, informó el diario ABC de España. Según otra versión del diario Folha de Sao Paulo, el veterano técnico no se enteró de lo que había pasado hasta tres horas después, y supuestamente creyó que los gritos de desesperación eran de los aficionados.
Roberto Carlos, sin embargo, dijo que Ronaldo fue obligado a jugar pese a sus dolores de estómago. Se dijo que su principal spónsor, Nike, había presionado para que juegue, por lo que la firma emitió un comunicado aduciendo que “él (Ronaldo) y Zagallo tomaron una decisión por su cuenta”.


7. La Batalla de Santiago. Así es como se conoce al partido disputado entre Italia y Chile en el Mundial del 62.
Después de dos años de un terremoto muy fuerte, Chile fue un anfitrión exitoso del torneo. Sin embargo, dos periodistas italianos imprudentemente decidieron escribir un artículo menospreciando la ciudad de Santiago, que levantó fuego antes del partido.
Los 90 minutos que siguieron al inicio, el árbitro inglés Ken Aston perdió el control del reglamento. La policía tuvo que intervenir tres veces ya que ambos lados se golpeaban y pateaban con alarmante frecuencia. Añadiendo a ello, una gran cantidad de escupitajos, será fácil recrear la escena.
El país anfitrión terminó el partido con sus 11 hombres en la cancha, mientras que Italia tenía a dos hombres expulsados. El marcador final, que parecía completamente perdido por la violencia, terminó siendo de 2-0 a favor de Chile.


6. El mejor no gol de la historia. Pelé coló a lo largo de su carrera más de 1200 goles, pero una de sus jugadas mas famosas fue su fallo en el Mundial del 70 frente a Uruguay. Si llega a ser gol, hubiese podido competir con el de Maradona en el capítulo de mejores goles de la historia del fútbol.


5. La vergüenza de Gijón. Llegaban Austria y Alemania al último partido de los grupos con opciones de pasar ambos a la segunda fase. El cometido era muy sencillo, los alemanes debían ganar 1-0 y así dejaban fuera a la agradable sorpresa del torneo, la selección africana de Argelia. A los 11 minutos Hrubesch adelantaba a los germanos, y desde ese instante, los dos equipos renunciaron al ataque. El pseudo-partido se convirtió en una pachanga pactada, en la que el único objetivo era quitarle minutos al reloj para que acabara aquel mero trámite. El público neutral del estadio, abucheaba a ambos conjuntos, que no mostraban ningún interés en disimularlo siquiera. Como dijo Beckenbauer “Fue una jornada fea para el fútbol”. La confirmación oficial que llegó hace pocos días por uno de los jugadores implicados, no hizo más que corroborar un tongo que no llegó a ser sancionado por falta de pruebas. Desde aquel día, los partidos decisivos de los Mundiales se jugan a la misma hora, cosa que no ocurrió aquel día.


4. Higuita vs Roger Milla. Rene Higuita, famoso por sus paradas imposibles y sus salidas de porteria regateando a varios adversarios se estaba convirtiendo en una de las mayores sensaciones del Mundial de Italia 90 tras parar un penalty a Yugoslavia que colocaría a la selección colombiana en octavos de final, disputados ante Camerún. Pero una de estas salidas, llevó a Colombia precisamente a la eliminación, la cual como es lógico se culpó en gran medida al ex-portero del Valladolid.


3. Andrés Escobar. Colombia era uno de los favoritos para ganar en los Estados Unidos, pero una decepcionante derrota ante Rumania 3-1 en el juego de apertura de su grupo, significaba que tendrían una enorme presión en su siguiente juego contra el país anfitrión, frente a casi 100,000 personas en Pasadena.
Después de 34 minutos de juego, Escobar, defensa del Atlético Nacional, desvió un tiro de John Harkes hacia su propia red. EU ganó el partido 2-1 y los colombianos se fueron a casa, a pesar de la paliza a Suiza en el juego final su grupo.
Después de sólo 10 días de haber cometido ese error, Escobar fue baleado 12 veces frente a un bar de su ciudad natal, Medellín. Las especulaciones abundaron sobre los motivos. Según los informes, el gol de Escobar había costado una fortuna a los sindicatos locales.


2. La mejor manera de defender una falta. No ha transcendido si el defensa de Zaire (la primera selección del África negra participante en un Mundial) Alunga Mwepu desconocía las reglas del juego y se pensaba que al pitar el arbitro para sacar una falta puede pegarle el primero que llegue al balón, o fue un momento de locura transitoria, pero que esta claro es que este momento ha pasado a la historia como uno de los más divertidos de los Mundiales.


1. El penalty de Diana Ross. Esta cantante y actriz americana dada a conocer en los años 60 será muy buena en lo suyo, pero en el tema del fútbol deja bastante que desear. Nos situamos en la ceremonia inaugural del Mundial de Estados Unidos de 1994, para lo cual, la cantante tenía que lanzar un penalty que debería entrar en la porteria, provocando así el efecto de romperla, pero como veréis no fue eso exactamente lo que pasó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada